Hábitos para una vida sana

Hábitos para una vida sana. Aplica estos 5 importantes hábitos en tu día a día y genera un cambio importante en tu salud.

Para empezar a llevar una vida sana es fundamental cumplir tres pilares básicos: alimentación, ejercicio y descanso. Proponte cambiar o adquiere hábitos que te ayuden a obtener una vida lo suficientemente saludable. Teniendo este objetivo en mente, empieza aplicando los siguientes hábitos:

Modifica tu lista de compra

Esto es fundamental para comenzar a mejorar tu alimentación. Una buena dieta se comienza haciendo una compra saludable. Céntrate en productos frescos y evita los alimentos procesados. La mayor parte de alimentos deben ser frutas, verduras y hortalizas, sin olvidar la carne y el pescado.

Bebe agua y limita el consumo de refrescos y alcohol

En una dieta es importante la cantidad de calorías que bebemos. El agua debe ser la bebida principal y refrescos o alcohol bebidas esporádicas, a tomar de forma puntual durante la semana. Si eres capaz de asimilar este hábito, habrás ganado bastante.

Haz ejercicio a diario

Esto es muy importante para que lleves una vida sana. Lo principal es escoger un deporte que te motive y te guste y que lo realices a diario, dedícale por lo menos 30 minutos a esa actividad que te ayudará en mejorar tu salud.

Olvídate del sedentarismo

Sube escaleras, ve al trabajo caminando o en bicicleta, no pases más de media hora en el sofá, etc. Son estos pequeños gestos en la vida diaria que nos hacen menos sedentarios y más saludables. Evita todo lo que implique estar sentado y sal a moverte.

Reduce el estrés en tu vida

Este es uno de los aspectos más descuidados y que no se suele tomar en cuenta. Intenta reducir al mínimo tu nivel de estrés, que suele darse en el ámbito laboral. Un exceso de estrés nos lleva al cansancio crónico y a no ser felices, algo importante si quieres llevar una vida saludable.

Como habrás visto, algunos hábitos son fáciles de adquirir, solo es cuestión de ponerle ganas y esfuerzo. En general, para que empieces a llevar una vida sana requiere de modificar hábitos alimenticios, comenzar a hacer ejercicio diario y prestar atención a un buen descanso. ¡Si quieres, puedes! Solo tienes que empezar a seguir cada punto antes mencionado.