fbpx

¿Hambre o ansiedad? Aprende a distinguirlas

¿Hambre o ansiedad? Aprende a distinguirlas. El hambre no es solo una sensación fisiológica, sino también mental. Es más, en situaciones de tristeza, estrés o aburrimiento, es fácil caer en la tentación de llevarse algo a la boca, aunque solo haya pasado poco tiempo desde la última comida.

Es importante diferenciar la alimentación como función nutricional de la alimentación como adicción. Te recomendamos seguir estos cinco consejos para que aprendas a controlar la alimentación emocional por la que muchos nos dejamos llevar.

Mantén una dieta variada

Si llevas una alimentación equilibrada no es necesario prohibir ninguna clase de alimento. En cantidades pequeñas o a modo de excepción puedes darte algunos gustitos que ayuden a calmar la ansiedad, pero sin excederte.

No te saltees las comidas

Debes de alimentarte por lo menos seis veces al día, pero con raciones leves. Cuánto menos sean los episodios sin alimentarte, más fácil te será comer a consciencia.

Reflexiona antes de comer entre horas

Define si vas a comer entre horas por hambre o para calmar la tristeza o el aburrimiento. Una vez identificado el motivo, busca una alternativa saludable. En caso no lo logres, opta por escuchar una canción que te relaje o sal a dar una vuelta.

Practica algún deporte

La actividad física te ayudará a relajar la mente y a prevenir el estrés sea cual sea el deporte de tu elección o preferencia. Tu alimentación se verá reflejada cuando te encuentres calmado y con un estado de ánimo positivo.

No tengas prisa

Felicítate a ti mismo cada vez que hagas una elección saludable en tu alimentación. Empezar nuevos hábitos no es fácil, pero si te tomas tu tiempo poco a poco se hará una costumbre. Al final las buenas decisiones saldrán por sí mismas.

Aplica estos útiles consejos y verás que hay muchas maneras de manejar la ansiedad, este es el momento de que empieces a controlar la comida que comes y no que la comida te controle a ti.

Este artículo fue publicado el: 9/10/17 1:53 PM